El tendajón de las cajas vacías

Ernesto Amezcua Arceo Don Timorato Avarazo, alias el Pichicato, en sus primeros años fue un joven trabajador y dedicado. Le buscó a la vida con el fin de hacer fortuna, pero dado su carácter apocado y melindroso, nunca pudo superar sus traumas y complejos para decidirse, o como se dice ahora, par ...

Continuar leyendo

Los Trovadores

Ernesto Amezcua Arceo “No cabe duda, cuando uno quiere quedar bien, resulta que queda pero bien mal”… la riega, como común mente se dice, y la paz, el sosiego dejan el paso a la amargura y la decepción. -¿Cómo es eso? ¿Qué mosca te picó, Bulmaro? ¿Qué te traes, que andas tan desmejora ...

Continuar leyendo

Historia, cuentos y anécdotas de Sahuayo

Ernesto Amezcua Arceo 1995-2000 El señor Ernesto Amezcua Arceo nació en Sahuayo el 15 de abril de 1939. Sus padres: don Constantino Amezcua Calleja y Aurora Arceo Sánchez. Estudió la primaria en la escuela “San Luis Gonzága”, hoy “Instituto Sahuayense”. En los años ochentas ingresa al ...

Continuar leyendo

Las Tradiciones de mi Pueblo

Ernesto Amezcua Arceo -¡Ah, qué tiempos, señor Don Simón!… qué agradable es sentarse y enseguida evocar y soñar en los tiempos pasados… ¿se acuerda usted?… Trasladémonos a los 40’s y vamos a visitar la plaza principal un domingo de diciembre y el panorama podría ser así: la ...

Continuar leyendo

“LA PESTE”

Ernesto Amezcua Arceo Por los borrascosos tiempos de la Revolución, Sahuayo era una pequeña comunidad que difícilmente agrupaba cinco mil almas en un pequeño caserío; por los años 1915, 1916, sufrían el acoso de partidas de rebeldes que de una fracción de revolucionarios o de otra, les caía ...

Continuar leyendo

Los Tres Centavos

Ernesto Amezcua Arceo Se cuentan del Sahuayo antiguo muchas historias, de aquel pueblito de calles empedradas como tejabanes al revés para que en el tiempo de lluvias, el arroyo corriera por en medio; de la plaza con bancas de cemento, dos pilas de agua, arbolitos chaparros llamados “murallas”, ...

Continuar leyendo

LA GARANTÍA

Ernesto Amezcua Arceo Don Juan Mireles, como todo buen Sahuayense, cargó desde luego con su indispensable apodo de La Garantía, y ya unido a su nombre fue y es conocido como Juanito La Garantía y así ha caminado con su apodo. Fue a los Estados Unidos a trabajar, volvió ya jubilado a su tierra y ...

Continuar leyendo

LA DUDA

Ernesto Amezcua Arceo Fortino era el diablo: cuando se echaba sus copas nadie lo aguantaba: luego luego le daba por echar pleito, ofender a la gente que se le ponía por delante. Cargaba un enorme y pavoroso cuchillo que quien sabe como se lo acomodaba entre las garras de ropa que se echaba encima p ...

Continuar leyendo

De don Abstemio a don Hartemio

Ernesto Amezcua Arceo En los pequeños poblados, así como en Sahuayo, cuando era aún pequeño y no contaba con la edad suficiente para ser ciudad, los aconteceres diarios se comentaban a viva voz entre el vecindario sin que hubiera la necesidad de que algún periódico semanario nos lo hiciera pú ...

Continuar leyendo

El Profesor y el Castigo

Ernesto Amezcua Arceo Las escuelas de mi pueblo, eran muy diferentes a las de ahora. Me platicaba don Severo Sabihondo, profesor emérito, retirado y galardonado por sus casi sesenta años de magisterio, y retirado con su pensión que apenas le alcanza para vivir. Vive solitario, nunca se casó porq ...

Continuar leyendo

El Hombre sin Cabeza

Ernesto Amezcua Arceo La historia de nuestra ciudad está plagada de innumerables anécdotas curiosas,  oportunas, con bastante sabor pueblerino, que al traerlas al presente nos hacen recordar el pasado, con sus costumbres, sus gentes y sus ocurrencias. No los voy a llevar muy lejos en el tiempo. S ...

Continuar leyendo
tuzla escort pendik escort kartal escort jigolo maltepe escort porno izle