MI LIBRITO DE ORACIONES

la_sagrada_familia_del_pajarito

MI LIBRITO DE ORACIONES

APOSTOLADO BÍBLICO CATÓLICO

 ST

Oraciones del buen cristiano

GLORIA AL PADRE, Y AL HIJO

Y AL ESPÍRITU SANTO.

PADRE NUESTRO

La oración que más le gusta a Dios porque nos la enseñó Jesús.

         Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre. Venga a nosotros tu Reino. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

AVEMARÍA

La oración que más le agrada a la Virgen porque

se la compuso el mismo Dios y la recitó un arcángel

         Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

GLORIA

         Gloria le Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Así como era en el principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

CREDO

El resumen de todo lo que hay que creer para salvarse.

         Creo en Dios Padre Todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo su único Hijo, Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, y al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre, desde allí ha de venir a juzgar a vivos y a muertos y su Reino no tendrá fin. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida que procede del Padre y del Hijo. Que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria y que habló por los Profetas. Creo en la Santa Iglesia, que es una Santa Católica y Apostólica. Creo en el perdón de los pecados, la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén.

ÁNGEL DE MI GUARDA

         Ángel de mi guarda, mi dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día, hasta que me ponga en paz y alegría, con todos los Santos, Jesús y María.

LA SALVE

         Dios te Salve Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve, a ti llamamos los desterrados hijos de Eva. A ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea pues Señora, abogada nuestra. Vuelve a nosotros esos tus ojos, misericordiosos, y después de este destierro muéstranos a Jesús fruto bendito de tu vientre, oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María. Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

ACTO DE CONTRICIÓN

JESÚS MI SEÑOR Y REDENTOR. Yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy, y me pesa de todo corazón porque con ellos he ofendido a un Dios tan bueno. Propongo firmemente no volver a pecar y confío en que por tu infinita misericordia, me has de conceder el perdón de mis culpas, y me has de llevar a la vida eterna. Amén.

ORACIÓN DE LA MAÑANA

         Ilumina la aurora el claro cielo otro día de vida que nos das; Gracias a Ti, Creador del Universo, oh Padre Nuestro que en el cielo estás. Nuestras voces unimos al concierto que el universo eleve hoy en tu honor. Del Cielo, la tierra, el mar profundo oh Padre nuestro, magnífico hacedor. Preserva nuestras almas del pecado a nuestro cuerpo da fuerza y salud a nuestra mente ilumina piadoso con un rayo benéfico de luz. Por nuestra amada patria suplicamos por la Iglesia elevamos oración por nuestros buenos padres y familia porque dichosos los hagas, Señor. En tu santo Nombre comenzamos este día de vida que nos das; haz que lo acabemos santamente oh Padre nuestro que en el cielo estás.

SALMO 56

SÚPLICA Y AGRADECIMIENTO

Misericordia, Dios mío, misericordia que mi alma se refugia en Ti; me refugio a la sombra de tus alas mientras pasa la calamidad. Invoco al Dios Altísimo, al Dios que hace tanto por mí; desde el cielo me enviará su salvación. Mi corazón está firme, Dios mío, mi corazón está firme. Voy a cantar y a tocar: despierta, gloria mía: Despertad, cítara y arpa; despertaré a la aurora. Te daré gracias ante los pueblos, Señor: Tocaré para Ti ante las naciones: Por tu bondad, que es más grande que los cielos; Por tu fidelidad, que alcanza las nubes. Gloria al Padre…

MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS

Los mandamientos de la ley de Dios son diez:

1.- Amar a Dios sobre todas las cosas. 2.- No jurar el Santo Nombre de Dios en vano. 3.- Santificar las fiestas. 4.- Honrar a padre y madre. 5.- No matar. 6.- No hacer actos impuros. 7.- No robar. 8.- No levantar falsos testimonios ni mentir. 9.- No consentir pensamientos ni deseos impuros (y no desear la mujer del prójimo). 10.- No codiciar los bienes ajenos.

MANDAMIENTOS DE LA IGLESIA

Los mandamientos de la Santa Madre Iglesia son cinco:

1.- Participar en la Santa Misa todos los domingos y fiestas de guardar. 2.- Confesar al menos una vez cada año, o cuando esté en peligro de muerte, o si teniendo que comulgar está en pecado mortal. 3.- Comulgar por Pascua de Resurrección. 4.- Ayunar el Viernes Santo y el Miércoles de Ceniza. Guardar abstinencia los viernes de Cuaresma y hacer alguna pequeña penitencia cada viernes del año en recuerdo de la Pasión y muerte de Jesucristo. 5.- Ayudar a la Iglesia.

LAS OBRAS DE MISERICORDIA

Las obras de misericordia son catorce.

Siete Espirituales y siete Corporales.

Las Espirituales son éstas: 1.- Enseñar al que no sabe. 2.- Dar buen consejo al que lo necesita. 3.- Corregir al que se equivoca. 4.- Consolar al triste. 5.- Perdonar las ofensas. 6.- Sufrir con paciencia los defectos de los demás. 7.- Rogar a Dios por los vivos y los muertos. Las Corporales son éstas: 1.- Visitar a los enfermos. 2.- Dar de comer al hambriento. 3.- Dar de beber al sediento. 4.- Ayudar a los presos. 5.- Regalar vestidos a los pobres. 6.- Dar posada al peregrino. 7.- Dar sepultura a los muertos.

LOS SACRAMENTOS

Los sacramentos son siete.

1.- Bautismo. 2.- Confirmación. 3.- Reconciliación. 4.- Comunión. 5.- Unción de los enfermos. 6.- Orden Sacerdotal. 7.- Matrimonio.

ORACIÓN DE LA MAÑANA

Señor, en el silencio de este día que nace, vengo a pedirte paz, sabiduría y fuerza. Hoy quiero mirar el mundo con ojos llenos de amor; ser paciente, comprensivo, humilde suave y bueno. Ver tu imagen en las apariencias de tus hijos, como la ves Tú mismo, para así, poder apreciar la bondad de cada uno. Cierra mis oídos a toda murmuración, guarda mi lengua de toda maledicencia, que sólo los pensamientos que bendigan permanezcan en mí. Quiero ser tan bien intencionado y justo que todos los que se acerquen a mí, sientan tu presencia. Revísteme de tu bondad, Señor, y haz que durante este día, yo te refleje. Amén.

ORACIÓN QUE EL  PAPA, REZA

DESPUÉS DE COMULGAR

Alma de Cristo, Santifícame. Cuerpo de Cristo, Sálvame. Sangre de Cristo, Embriágame. Agua del costado de Cristo, Lávame. Pasión de Cristo, Confórtame. Oh buen Jesús, Óyeme. Dentro de tus llagas, Escóndeme. No permitas que me separe de Ti. Del enemigo malo, Defiéndeme. A la hora de mi muerte, Llámame. Y mándame ir a Ti, para que con tus santos te alabe, por los siglos de los siglos. Amén.

 

MIRADME OH MI AMADO Y BUEN JESÚS

         Que postrado ante vuestra santísima presencia os ruego con el mayor fervor, que imprimáis en mi corazón los más vivos sentimientos de fe, esperanza y caridad, dolor de mis pecados y propósito de jamás ofenderte, mientras que yo, lleno de amor y de compasión voy considerando vuestras cinco llagas, comenzando por aquellas palabras que de Vos dijo el Santo Profeta David: “

“Han taladrado mis manos y mis pies,

se pueden contar todos mis

Padre Nuestro, Ave María y Gloria…

Nota. El que rece esta oración ante un Cristo después

de comulgar, gana indulgencia plenaria.

ORACIONES PARA SANTIFICAR EL DÍA

 Dios mío: creo en Ti, fortalece mi fe te adoro como a mi primer principio; te deseo como a mi último fin. Te doy gracias como a mi continuo bienhechor; te invoco como a mi soberano defensor. Dígnate, Dios mío, dirigirme con tu sabiduría; contenerme con tu justicia, consolarme con tu misericordia y ampararme con tu poder. Te consagro todos mis pensamientos, palabras, obras y trabajos; a fin de que de hoy en adelante piense siempre en Ti, hable de Ti, obre según Tú y padezca por Ti. Señor, hágase en mí y en todas mis cosas tu santísima voluntad en tiempo y eternidad. Te suplico que ilustres mi entendimiento, fortalezcas mi voluntad, purifiques mi corazón y santifiques mi alma. Socórreme, Señor con tu gracia para poder vencer: la soberbia con la humildad, la avaricia con la generosidad, la pereza con la diligencia, la lujuria con la mortificación, la envidia con la caridad, la ira con la paciencia, la gula con la abstinencia, la tibieza con el fervor; y todas mis indicaciones y afectos desordenados con santo temor y amor. Amén.

ORACIONES A LA VIRGEN

Oh María sin pecado concebida, ruega por nosotros.

EL ANGELUS

El ángel del Señor anunció a María Y CONCIBIÓ POR OBRA DEL ESPÍRITU SANTO Dios te salve María… He aquí la esclava del Señor HÁGASE EN MÍ SEGÚN TU PALABRA Dios te salve María… El Verbo se hizo hombre Y HABITÓ ENTRE NOSOTROS Dios te salve María… Ruega por nosotros Santa Madre de Dios PARA QUE SEAMOS DIGNOS DE ALCANZAR LAS PROMESAS DE JESUCRISTO

 

OREMOS

Derrama Señor, tu gracia en nuestros corazones, para que, quienes hemos conocido, por el anuncio del Ángel, la encarnación de tu Hijo, por los méritos de su muerte, lleguemos a la Gloria de la resurrección. Por el mismo Cristo Nuestro Señor. Amén.

COMO REZAR EL ROSARIO

En el nombre del Padre… Seños mío Jesucristo… Primer misterio Padre Nuestro… Diez Aves Marías… Gloria al Padre… Segundo misterio… Padre Nuestro… Diez Aves Marías… Gloria al Padre… Tercer misterio… Padre Nuestro… Diez Aves Marías… Gloria al Padre… Cuarto misterio… Padre Nuestro… Diez Aves Marías… Gloria al Padre… Quinto misterio… Padre Nuestro… Diez Aves Marías… Gloria al Padre…

Oración para rezar después de cada Gloria en cada misterio

         Oh Jesús: Perdónanos nuestras culpas. Líbranos del fuego del infierno y lleva al cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de tu misericordia. Amén.   Misterios Gozosos: lunes y Sábado Primer Misterio La Anunciación Segundo Misterio La Visitación Tercer Misterio El Nacimiento de Jesús. Cuarto Misterio, La Presentación del Niño Jesús en el templo. Quinto Misterio, El Niño perdido y hallado en el templo.   Misterios Luminosos-Jueves Primer Misterio, El bautismo de Jesús. Segundo Misterio, Las Bodas de Caná. Tercer Misterio, La Predicación de Jesús acerca del reino de Dios y de la Conversión. Cuarto Misterio, La Transfiguración de Jesús. Quinto Misterio, Jesús instituye la Eucaristía en la Última Cena.   Misterios Dolorosos: martes y Viernes. Primer Misterio, La Oración en el Huerto. Segundo Misterio, La Flagelación. Tercer Misterio, La Coronación de espinas. Cuarto Misterio, Jesús con la Cruz a cuestas. Quinto Misterio, La Crucifixión.   Misterios Gloriosos: miércoles y Domingo. Primer Misterio, La Resurrección. Segundo Misterio, La Ascensión. Tercer Misterio, La venida del Espíritu Santo. Cuarto Misterio, La asunción de la Bienaventurada Virgen María. Quinto Misterio, La Coronación de Nuestra Señora.

OH, MARÍA VIRGEN PODEROSA

Oración compuesta por San Juan Bosco

Oh María, Virgen poderosa, grande e ilustre defensora de la Iglesia. Admirable Auxiliadora de los cristianos. Terrible contra los enemigos del alma como un ejército en orden de batalla. Tú que has triunfado de las herejías y de los errores del mundo, consuélanos en nuestras angustias. Fortalécenos en nuestra lucha. Asístenos en los momentos difíciles. Protégenos contra los adversarios de la salvación y a la hora de la muerte llévanos al gozo eterno del paraíso. Amén.   NOVENA DE LA CONFIANZA Madre amable de mi vida Auxilio de los cristianos, La gracia que necesito Pongo en tus benditas manos Dios te salve María… Tú que sabes mis pesares Pues todo te lo confío Da la paz al angustiado y alivio al corazón mío. Dios te salve María… Y aunque tu amor no merezco No recurriré a Ti en vano. Pues eres Madre de Dios Y Auxilio de los cristianos. Dios te salve María… Acuérdate oh Madre Santa Que jamás se oyó decir Que alguno te haya implorado Sin tu auxilio recibir Por eso con fe y confianza Humilde y arrepentido Lleno de amor y esperanza Este favor yo te pido: Pedir la gracia que se desea y decir tres veces: María Auxiliadora, ruega por nosotros. Nota: San Juan Bosco decía: “Para estar más seguro de obtener la gracia pedida, comulgad algún día durante la Novena y haced alguna limosna a la Iglesia o a los pobres”.

“Pedid y se os dará, todo el que pide recibe.

Pero pedid con fe” (S. Biblia).

  LETANÍAS DE LA SANTÍSIMA VIRGEN Señor, ten misericordia de nosotros. Cristo, Ten misericordia de nosotros. Cristo, óyenos. Cristo, escúchanos. Dios, Padre Celestial, ten misericordia… Dios, Hijo, Redentor del mundo, ten misericordia… Dios Espíritu santo, ten misericordia… Santísima Trinidad que eres un solo Dios, ten misericordia… Santa María, ruega por nosotros. Santa Madre de Dios, ruega… Santa Virgen de las vírgenes, ruega… Madre de Cristo, ruega… Madre de la Divina Gracia, ruega… Madre Purísima, ruega… Madre Castísima, ruega… Madre sin mancha, ruega… Madre que has permanecido Virgen, ruega… Madre Inmaculada, ruega… Madre amable, ruega… Madre admirable, ruega… Madre del buen consejo, ruega… Madre del Creador, ruega… Madre del Salvador, ruega… Madre de la Iglesia, ruega… Virgen prudentísima, ruega… Virgen digna de veneración, ruega… Virgen digna de alabanza, ruega… Virgen poderosa, ruega… Virgen clementísima, ruega… Virgen fiel, ruega… Espejo de la santidad, ruega… Trono de sabiduría, ruega… Causa de nuestra alegría, ruega… Morada del Espíritu Santo, ruega… Morada llena de gloria, ruega… Morada del todo consagrado a Dios, ruega… Rosa mística, ruega… Torre de David, ruega… Torre de marfil, ruega… Casa de oro, ruega… Arca de la alianza, ruega… Puerta del cielo, ruega… Estrella matutina, ruega… Salud de los enfermos, ruega… Refugio de los pecadores, ruega… Consuelo de los afligidos, ruega… Auxilio de los cristianos, ruega… Reina de los ángeles, ruega… Reina de los Patriarcas, ruega… Reina de los Profetas, ruega… Reina de los Apóstoles, ruega… Reina de los Mártires, ruega… Reina de los Confesores, ruega… Reina de la Vírgenes, ruega… Reina de todos los santos, ruega… Reina concebida sin mancha del pecado original, ruega… Reina elevada a los cielos, ruega… Reina del Santísimo Rosario, ruega… Reina de la Paz, ruega. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Perdónanos, Señor. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Escúchanos, Señor. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Ten misericordia de nosotros.

UN MINUTO CON LA VIRGEN

Bendíceme ¡Madre! Y ruega por mí sin cesar. Aleja de mí, hoy y siempre el pecado. Si tropiezo, tiende tu mano hacia mí. Si cien veces caigo, cien veces levántame. Si yo te olvido, Tú no te olvides de mí. ¡Si me dejas Madre!, ¿Qué será de mí? En los peligros del mundo, asísteme. Quiero vivir y morir bajo tu manto. Quiero que mi vida te haga sonreír. Mírame con compasión, no me dejes Madre Mía. Y, al final sal a recibirme y llévame junto a Ti. Tu bendición me acompañe hoy y siempre. Amén. Aleluya, Dios te salve María…

Y AHORA OYE A TU MADRE

Sigo tus luchas y quiero ayudarte. Junto a Mí no desesperes. Donde yo estoy no hay que temer. Confía en mí y vencerás. Quien me ama asegura su salvación. Ante mí huyen el pecado y el infierno. La Victoria está de quien tenga fe. “Según sea tu fe, así serán las cosas que te sucederán. (Mateo 8-13).

 

CONSAGRACIÓN PERSONAL

Oh Señora mía, Oh Madre mía: Yo me entrego del todo a Ti. Y en prueba de mi filial afecto, te consagro desde este día mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón, en una palabra: todo mi ser. Ya que soy todo tuyo, Oh Madre de Bondad, protégeme y defiéndeme, como hijo y posesión tuya. Amén.

BENDITA SEA TU PUREZA

Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea pues todo en Dios se recrea en tan graciosa belleza. A Ti Celestial Princesa, Virgen Sagrada María, yo te ofrezco en esta noche y día mi alma, mi vida y mi corazón, mírame con compasión no me dejes Madre mía.

SÚPLICAS A MARÍA AUXILIADORA

Dame tus ojos, Madre, para saber mirar; Si miro con tus ojos jamás podré pecar. Dame tus labios, Madre, para poder rezar; Si rezo con tus labios Jesús me escuchará. Dame tu lengua, Madre, para ir a comulgar; Es tu lengua patena de gracia y santidad. Dame tus manos, Madre, que quiero trabajar; Entonces mi trabajo valdrá una eternidad. Dame tu manto, Madre, que cubra mi maldad; Cubierto con tu manto al cielo he de llegar. Dame tu cielo, oh Madre, para poder gozar; Si Tú medas el cielo, ¿Qué más puedo anhelar? Dame a Jesús, oh Madre, para poder amar; Esta será mi dicha por una eternidad. Amén.     ORACIÓN DE SAN BERNARDO A LA SANTÍSIMA VIRGEN Acuérdate oh piadosísima Virgen María que jamás se ha oído decir que alguno de cuantos han acudido a tu protección e implorado tu socorro, haya sido abandonado de Ti. Animados por esta confianza a Ti acudimos, y aunque agobiados bajo el peso de nuestros pecados nos atrevemos a implorar tu favor, pues eres abogada de los pecadores y auxilio de los cristianos. No deseches, Oh Madre de Dios, nuestras humildes súplicas, más bien, alcánzanos el perdón de nuestros pecados, luz y acierto para hacer una buena confesión de todos ellos, virtud para conservar siempre la Gracia de Dios con tu auxilio, conseguir nuestra eterna salvación. Y si conviene para el bien de nuestras almas, te pedimos los siguientes favores,

(Cada uno pida la gracia que desee)

Y deseamos Señora que en todo se cumpla la voluntad de Dios. Amén.

Padre Nuestro, Avemaría y Gloria al Padre.

DEVOCIÓN AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Sagrado Corazón de Jesús, en Ti confío.

NOVENA DE LA CONFIANZA AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

         Oh Jesús: a tu Corazón confío: (Tal persona, tal intención, tal pena, tal negocio) Míranos. Después haz lo que tu Corazón te diga. Deja obrar a tu corazón. OH JESÚS: Yo cuento contigo. Yo me fío de Ti. Yo me entrego a Ti. Yo estoy seguro de Ti. Padrenuestro, Avemaría y Gloria… Decir 9 veces: SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, EN TI CONFÍO. Oh dulce Jesús que has dicho: “Si quieres agradarme confía en Mí. Si quieres agradarme más, confía más, si quieres agradarme inmensamente, confía inmensamente en Mí”. Ayuda mi confianza. Yo confío inmensamente en Ti, y en Ti Señor espero. No sea yo confundido eternamente. Amén.   SAGRADO CORAZÓN EN TI CONFÍO. Postrado ante tus pies, humildemente vengo a pedirte dulce Jesús mío, poderle repetir constantemente: Sagrado Corazón, en Ti confío. Si la confianza es prueba de ternura, esta prueba de amor darle yo ansío, aún cuando esté sumido de amargura, Sagrado Corazón, en Ti confío. En las horas más tristes de mi vida, cuando todos me dejen, ¡Oh, Dios mío! y el alma esté por penas combatida, Sagrado Corazón, en Ti confío. Aunque sienta venir la desconfianza, y aunque todos me miren con desvío, no será confundida mi esperanza, Sagrado Corazón, en Ti confío. Y siento  una confianza de tal suerte, que sin temor a nada, Jesús mío, espero repetir hasta la muerte: Sagrado Corazón, en Ti confío.

PROMESAS DEL SAGRADO CORAZÓN

1.- Bendeciré las casas donde sea expuesto y honrada la imagen de mi Sagrado Corazón. 2.- Daré paz a sus familias. 3.- Asistiré a la hora de la muerte a quienes me ofrezcan la Comunión el Primer Viernes. 4.- Les ayudaré en sus trabajos y daré éxito en sus empresas. 5.- A los pecadores los convertiré y a los buenos los haré santos. 6.- Los consolaré en sus penas. 7.- Les daré las gracias necesarias para su propio estado. 8.- Les daré gracia para poder mover los corazones a la conversión. 9.- Quienes propaguen esta devoción tendrán su nombre escrito en mi sagrado Corazón.   TRES LIBROS DEBO LEER: 1.- DEVOCIONARIO BÍBLICO CATÓLICO. 2.- EL PEQUEÑO SECRETO. 3.- LA IMITACIÓN DE CRISTO.

CONSAGRACIÓN DEL HOGAR

AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Dulcísimo Corazón de Jesús: tuyos somos y tuyos queremos ser. Humildemente postrados ante tu Sagrada Imagen, te consagramos nuestras personas, nuestra familia, nuestra casa, con todo lo que somos y todo lo que tenemos. Reina en nuestra casa  como en un hogar que te pertenece y no permitas que te sea arrebatado lo que con todo corazón te hemos consagrado. Derrama amorosamente sobre nosotros las bendiciones que has prometido a los que veneran tu sagrada imagen. Enriquécenos con la paz de que gozan las familias que son de tu Corazón. Compadécete, de los que, ingratos, se alejan de Ti; ilumina a aquellos que todavía no conocen las riquezas de tu amor; atráelos con la suavidad de tu gracia. Santifica, Dulce Redentor, nuestra casa y familia. Para que acabando en paz la carrera de esta vida, pasemos a alabarte en la eterna mansión de la Gloria. Amén.

UNA PROMESA

         “Prometo que mi Corazón se abrirá para derramar abundantes ayudas y gracias a todos los que le rindan homenaje y a quienes ayuden a otros a hacer lo mismo. Todos ellos sentirán los provechosos efectos de mi Amor Divino”.

“Cuida tú de mi honra y de mis cosas

y yo cuidaré de ti y de las tuyas”.

         “Mi mayor deseo es reinar en las almas, establecer el imperio de mi amor en los Corazones”.  

ORACIONES AL DIVINO NIÑO JESÚS

MILAGROSO NIÑO JESÚS

Venerado en el barrio 20 de Julio, Bogotá.

Miles de peregrinos lo visitan cada domingo

y obtienen maravillosos favores del Señor.

SÚPLICA PARA TIEMPOS DIFÍCILES

DIVINO NIÑO JESÚS

Tengo mil dificultades: ayúdame. De los enemigos del alma: sálvame. En mis desaciertos: ilumíname. En mis dudas y penas: confórtame. En mis soledades: acompáñame. En mis enfermedades: fortaléceme. Cuando me desprecien: anímame. En las tentaciones: defiéndeme. En las horas difíciles: consuélame. Con tu corazón paternal: ámame. Con tu inmenso poder: protégeme. Y en tus brazos al expirar: recíbeme. Amén

PLEGARIA PARA OBTENER SERENIDAD

Niño Jesús: Tú eres el Rey de la Paz, ayúdame a aceptar sin amarguras las cosas que no puedo cambiar. Tú eres fortaleza del cristiano; dame valor para transformar aquello que es mi deber mejorar. Tú eres la sabiduría eterna; enséñame en cada instante, como debo obrar para agradar más a Dios y hacer mayor bien a las demás personas. Te lo suplico, por los méritos de tu infancia a Ti que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

NOVENA DE LA CONFIANZA AL DIVINO NIÑO

         Niño amable, de mi vida. Consuelo de los cristianos. La Gracia que necesito, pongo en tus benditas manos. Padre Nuestro… Tú que sabes mis pecados. Pues todos te los confío. Da la paz al angustiado. Y alivio al corazón mío. Dios te salve María… Y aunque tu amor no merezco, no recurriré a Ti en vano. Pues eres Hijo de Dios, y consuelo de las criaturas. Gloria al Padre… Acuérdate oh Niño Santo que jamás se oyó decir que alguno que te haya implorado, sin tu auxilio recibir. Por eso con fe y confianza, humilde y arrepentido, lleno de amor y esperanza, este favor yo te pido: Pedir la gracia que se desea y decir siete veces: DIVINO NIÑO JESÚS BENDÍCENOS Nota: San Juan decía: “Para estar más seguro de obtener la gracia pedida, comulgar algunos días de la novena y dar alguna limosna a la Iglesia o a los pobres.

“Pedid y se os dará, todo el que pide recibe”

OREMOS POR LA PAZ DEL PAÍS

Señor Jesucristo: Haz que seamos instrumentos de tu paz; que donde haya odio, sembremos amor; donde haya ofensa, perdón; donde haya discordias, construyamos la paz. Oh Divino Maestro, Tú nos enseñaste que quienes trabajan por la paz, son llamados hijos de Dios. Que con conciencia establezcamos la justicia y la verdad como fundamento de la paz, firme y duradera. Señor, Tú nos ofreces la paz como un Don y como una tarea que tenemos que realizar con tu ayuda; concédenos la gracia de acoger tu paz, ayúdanos a tener actitudes de paz, que nuestras palabras sean de paz, que realicemos obras de paz y construyamos la paz que nuestro país y nosotros necesitamos. Amén.

NOVENA DE LOS TRES PADRENUESTROS

Oh Jesús a tu corazón de amigo yo vengo a confiar:

(Decir qué persona, qué favor, qué necesidad).

Me entrego a tu poder… confío en tu sabiduría…me abandono a tu misericordia… Hijo de Dios, Tú bien puedes socorrerme. Padrenuestro… Redentor mío: Tú sabes cuánto lo necesito… Padrenuestro… Descanso en la ternura de tu amor. Padrenuestro… Oh Jesús: tu Redención todo lo merece. Tu mediación todo lo alcanza. Tu amor de Padre, todo lo compadece. DIVINO NIÑO JESÚS, EN TI CONFÍO                           Cinco veces Oh Jesús, Tú dijiste: Si quieres agradarme, confía en mí. Si quieres agradarme más, confía más. Si quieres agradarme intensamente, confía intensamente en mí. Te pido que aumentes mi confianza. Yo quiero confiar intensamente en Ti. En Ti Señor, espero y no dejaré de amarte eternamente. DIVINO NIÑO JESÚS LÍBRANOS DE TODO MAL. AMÉN.

UN MINUTO CON EL NIÑO JESÚS

¡Bendícenos, Niño Jesús! Y ruega por nosotros sin cesar. Aleja de nosotros, hoy y siempre el pecado. Si tropezamos, tiende tu mano hacia nosotros. Si cien veces caemos, cien veces levántanos. Si nosotros te olvidamos, Tú no nos olvides. ¡Si nos dejas! ¿Qué será de nosotros? En los peligros del mundo, asístenos. Queremos vivir y morir bajo tu manto. Queremos que nuestra vida te haga sonreír. Míranos con compasión, ¡no nos dejes Jesús nuestro! Y, al fin sal a recibirnos y llevarnos junto a Ti. Tu bendición nos acompañe hoy y siempre. Amén. Aleluya, (Gloria al Padre…)

 

Y AHORA OYE A TU SALVADOR:

Sigo tus luchas y quiero ayudarte. Junto a Mí no desesperes. Donde yo estoy no hay que temer. Confía en Mí y vencerás. Quien me ama asegura su salvación. Ante Mí huyen el pecado y el infierno. La victoria será de quien tenga fe. “Según tu fe, así serán las cosas  que te sucederán” Mateo 8,13.

Si quiero aumentar y conservar tu devoción al Niño Jesús,

tienes que conseguir y leer el bello librito titulado:

“Los nueve domingos al Niño Jesús”.

Su lectura te hará mucho bien.

ORACIONES SENCILLAS Y EFICACES

         Jesús, José y María: líbranos de hacer, pensar o decir lo que le desagrada a Dios. Jesús, José y María: danos gracia, gusto, valor y eficacia para hacer, pensar y decir siempre, lo que más agrada a Nuestro Señor. Jesús, José y María: ilumínanos lo que debemos decir, hacer y evitar, y haced que lo hagamos, digamos y evitemos siempre. Jesús, José y María: concédenos la gracia de escuchar, difundir, amar entender y meditar, siempre, mucho y bien la Palabra de Dios, y ponerla siempre en práctica. Jesús, José y María: auméntanos y consérvanos  siempre la fe, la esperanza y la caridad. AMÉN, ALELUYA.  

ORACIÓN PARA VERSE LIBRES DE PELIGROS

         Señor Dios, Rey Omnipotente: en tus manos están puestas todas las cosas. Si quieres salvar a tu pueblo nadie puede resistir a Tu voluntad. Tú hiciste el Cielo y la Tierra y todo cuanto en ella se contiene. Tú eres el dueño de todas las cosas. ¿Quién podrá pues resistir a tu Majestad? Señor Dios, de nuestros padres: ten misericordia de tu pueblo porque los enemigos del alma quieren perdernos y las dificultades que se nos presentan son muy grandes. Tú has dicho: “Pedid y se os dará. El que pide recibe, pero pedid con fe” Escucha pues nuestras oraciones. Perdona nuestras culpas. Aleja de nosotros los castigos que merecemos y haz que nuestro llanto se convierta en alegría, para que viviendo alabemos tu Santo Nombre y continuemos alabándolo eternamente en el cielo. AMÉN.           QUISIERA… Quisiera ser, Jesús mío, fuego, fuego abrasador y andar recorriendo el mundo abrazándolo en tu amor. Quisiera que todos te amen porque eres bueno Señor, con esta gente tan débil, que guías con tu amor. Quisiera que el mundo entero te proclame su Señor y declare sin temores que sólo Tú eres su Creador. Y quisiera amarte tanto que muera por Ti de amor y vaya después al cielo a amarte más y mejor. AMÉN.

PLEGARIA

DIVINO NIÑO JESÚS: EN TI CONFÍO.

En mis alegrías y tristezas: Divino Niño Jesús, en Ti confío. En mis ocupaciones y negocias: Divino Niño Jesús, en Ti confío. En mis problemas y dificultades: Divino Niño Jesús, en Ti confío. En mis tentaciones y peligros: Divino Niño Jesús, en Ti confío. En mis desánimos y debilidades: Divino Niño Jesús, en Ti confío. En todos mis momentos difíciles: Divino Niño Jesús, en Ti confío. En mis enfermedades y fracasos: Divino Niño Jesús, en Ti confío. En mis alegrías y mis triunfos: Divino Niño Jesús, en Ti confío. Siempre y en toda ocasión: Divino Niño Jesús, en Ti confío. En la vida y en la muerte: Divino Niño Jesús, en Ti confío. Amén

ORACIÓN POR LA FAMILIA

Señor: Haz de nuestro hogar un sitio de tu Amor. Que no haya injurias porque Tú nos das  Comprensión. Que no haya amargura porque Tú nos bendices. Que no haya egoísmo porque Tú nos alientas. Que no haya rencor porque Tú nos das perdón. Que no haya abandono por que Tú estás con nosotros. Que sepamos marchar hacia Ti en nuestro diario vivir. Que cada mañana amanezca un día más de entrega y sacrificio. Que cada noche nos encuentres con más amor de esposos. Haz Señor, de nuestras vidas que quisiste unir, una página llena de Ti. Haz Señor, de nuestros hijos lo que Tú anheles: ayúdanos a educar, a orientar por Tu camino. Que nos esforcemos en el consuelo mutuo. Que hagamos del amor un motivo para amarte más. Que demos lo mejor de nosotros para ser felices en el hogar. Que cuando amanezca el gran día de ir a tu encuentro nos concedas el hallarnos unidos para siempre en Ti. Amén.

ORACIÓN DEL ENFERMO

Señor, Tú conoces mi existencia, sabes mi dolor. Has visto mis ojos llorar, mi rostro triste, mi cuerpo doliente y la tristeza ha pasado por mi alma. Seguiré tus pasos, porque “tu yugo es suave y tu carga ligera”. Haznos comprender tus sufrimientos, tu amor hacia los hombres. Sé que estoy cumpliendo en mi vida lo que falta a tus dolores de la cruz. Ayúdame a sufrir, con alegría, sin quejarme. Ayúdame a sufrir con amor. Te pido por todos los que sufren, los pobres, los abandonados, los enfermos, los que no tienen siquiera un poco de cariño. Señor, sé que todo, también el dolor lo dispones para bien de los que te amamos. ASÍ SEA.  

ORACIONES PARA LA SAGRADA COMUNIÓN

 

“YO SOY EL PAN VIVO

QUE HA BAJADO DEL CIELO.

EL QUE COMA DE ESTE PAN,

VIVIRÁ PARA SIEMPRE”.

Jesucristo. Juan 6.

 

PREPARACIÓN PARA LA COMUNIÓN

ORACIÓN DE SAN AMBROSIO:

         Señor mío Jesucristo, yo pecador indigno, confiado en tu misericordia y bondad, vengo a tomar parte de este banquete santísimo del altar. Reconozco que tanto mi corazón como mi mente están manchados con muchos pecados y que mi cuerpo y mi lengua no han sido guardados cuidadosamente. Por lo cual ¡Oh Dios adorable! Yo miserable, en medio de tantas angustias y peligros, recurro a Ti que eres fuente de misericordia, y ya que me es imposible excusarme ante tu mirada de juez irritado, deseo vivamente obtener tu perdón ya que eres un Redentor y Salvador. A Ti, Señor, presento mis debilidades y pecados para que me perdones. Reconozco que te he ofendido frecuentemente; por eso me humillo y me arrepiento y espero en tu misericordia infinita. Olvida mis culpas y no me castigues como merecen mis pecados. Perdóname Tú que eres la misma bondad. ASÍ SEA.

COMUNIÓN ESPIRITUAL

         Consiste en un ardiente deseo de recibir a Jesús Sacramentado y se puede hacer, interiormente, siempre y en cualquier lugar que nos hallemos. He aquí una fórmula fácil de retener en la memoria: Jesús mío, creo que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento. Te amo sobre todas las cosas y deseo que vengas a mi alma. No pudiendo recibirte ahora sacramentalmente, ven al menos espiritualmente a mi corazón. Aquí como si realmente hubieras recibido a Jesús Sacramentado en tu corazón, detenemos algunos instantes para hacer acto de amor y confianza y pedirle las gracias que más necesites. Como si ya hubieras venido, te abrazo y me uno todo a Ti; no permitas que jamás me separe de Ti. Eterno Padre, te ofrezco la Sangre preciosísima de Jesucristo en expiación de mis pecados y por las necesidades de la Santa Iglesia.

CONSAGRACIÓN Y OFRENDA

TE OFREZCO OH DIOS MÍO: Mis pensamientos para pensar en Ti. Mis obras para obrar según tu Voluntad. Mis trabajos para padecerlos por tu amor y por la salvación de las almas. CONCÉDEME LA GRACIA DE: Purificar la memoria, refrenar la lengua, mortificar los sentidos y dominar los sentimientos del corazón. HAZ QUE PROCURE: Obedecer a los superiores, atender a los inferiores, sacrificarme por los amigos, perdonar los enemigos y dar a los demás el trato que yo quiero recibir. CONCÉDEME DIOS MÍO, CONOCER: Cuán frágil es lo terreno, cuán grande lo celestial, cuán breve lo temporal, cuán duradero lo eterno, y cuán digno eres Tú de ser amado con todo el corazón y toda el alma. Te suplico en el nombre de Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

SALMO 12:

PETICIÓN PARA MOMENTOS MUY DIFÍCILES

¿Hasta cuándo Señor seguirás olvidándome? ¿Hasta cuándo me esconderás tu rostro? ¿Hasta cuándo he de estar preocupado con el corazón apenado todo el día? ¿Hasta cuándo va a triunfar mi enemigo?   Atiende y respóndeme, Señor Dios mío. Mírame, da luz a mis ojos, llena mis ojos de luz. Para que no caiga en el sueño de la muerte, para que no diga mi enemigo: “Le he vencido”. Ni se alegre mi adversario de mi fracaso.   Porque yo confío en tu amor y misericordia, alegra mi corazón con tu auxilio, y cantaré al Señor por el bien que me ha hecho. Gloria al Padre…  

ACTO DE ABANDONO AL PADRE

Padre, me pongo en tus manos, haz de mí lo que quieras, sea lo que sea, te doy gracias. Estoy dispuesto a todo, lo acepto todo, con tal que tu voluntad se cumpla en mí y en todos. No deseo nada más; te confío mi alma; te la doy con todo el amor de que soy capaz, porque te amo y necesito darme, ponerme en tus manos sin medida, con una infinita confianza porque Tú eres mi Padre. Toma, Señor, y recibe toda mi libertad, mi memoria, mi entendimiento, y toda mi voluntad, toma mi haber y mi poseer; Tú me lo diste; a Ti Señor lo devuelvo; Todo es tuyo. Que se haga siempre tu santa voluntad. Concédeme tu amor y tu gracia, que esto me basta. ASÍ SEA.  

HIMNO DE ACCIÓN DE GRACIAS

(TE DEUM)

Señor Dios Eterno: alegres te cantamos; a Ti nuestra alabanza. A Ti Padre del Cielo, te aclama la creación. Postrados ante Ti, los Ángeles te adoran, y cantan sin cesar. A Ti Señor, te alaba el coro celestial de los apóstoles –la multitud de los profetas te enaltece -y el ejercito glorioso de los mártires te aclama. A Ti la Iglesia Santa –por todos los confines extendida –con júbilo te adora, y canta tu grandeza. Padre infinitamente santo. Hijo eterno, Unigénito de Dios, Santo Espíritu de amor y de consuelo. Salva a tu pueblo Señor y bendice a tu heredad. Día tras día te bendecimos, y alabamos tu nombre por siempre jamás. Dígnate Señor, librarnos de pecado en este día. Ten piedad de nosotros Señor, Ten piedad de nosotros. Que tu misericordia Señor, venga sobre nosotros como lo esperamos de Ti. Amén.  

ACLAMACIÓN A DIOS CREADOR

Cántico de los tres jóvenes (Daniel 3).

Bendito eres, Señor, Dios de nuestros padres: a Ti gloria y alabanza por los siglos. Bendito tu nombre, santo y glorioso: a Él gloria y alabanza por los siglos. Bendito eres en el templo de tu santa gloria: a Ti gloria y alabanza por los siglos. Bendito eres sobre el trono de tu reino: a Ti gloria y alabanza por los siglos. Amén.

OH BUEN JESÚS

¡Oh buen Jesús! Yo creo firmemente que por mi bien estás en el altar, que das tu cuerpo y sangre juntamente al alma fiel en celestial manjar. Indigno soy, confieso avergonzado de recibir la Santa Comunión; Jesús que ves mi nada y mi pecado, prepara Tú mi pobre corazón.

ORACIÓN DE SANTO TOMÁS PARA

DESPUÉS DE COMULGAR

Gracias te doy Señor Santo, Padre omnipotente, eterno Dios, que a mí, pecador indigno, siervo tuyo, sin mérito alguno y sólo por tu misericordia, te has dignado alimentarme con el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo. Nuestro Señor Jesucristo; te suplico que esta Sagrada Comunión no sea para mi alma ocasión de castigo sino intercesión saludable de perdón. Que esta Sagrada Comunión sea para mí armadura de fe, escudo de buena voluntad, muerte de mis vicios, destierro de todos mis carnales apetitos y aumento de caridad, de paciencia y de todas las virtudes; sea digna defensa contra los enemigos de mi alma; que sea perfecto remedio para mi espíritu, perpetua amistad contigo, verdadero Dios y Señor mío; y ayuda para conseguir mi salvación eterna. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía, Señor, tu Espíritu. Que renueve la faz de la tierra.

ORACIÓN

         Oh Dios, que llenaste los corazones de tus fieles con la luz del Espíritu Santo; concédenos que, guiados por el mismo Espíritu, sintamos con rectitud y gocemos siempre de tu consuelo. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

ORACIONES AL ESPÍRITU SANTO

+

VEN ESPÍRITU SANTO

Oh Espíritu Santo: Amor del Padre y del Hijo.

Inspíranos siempre lo que debemos hacer y lo que debemos evitar.

Lo que debemos decir y lo que debemos pensar. Para procurar tu gloria y el bien de las almas. Amén

HIMNO AL ESPÍRITU SANTO

El Papa, lo reza cada día.

Ven Creador Espíritu: De los tuyos la mente a visitar a encender en tu amor los corazones, que de la nada te gustó crear. Tú, que eres gran Consolador y Don Altísimo de Dios, Fuente viva y amor, y Fuego ardiente y Espiritual unción. Tú, tan grande en dádivas, Tú, poder de la diestra paternal: Tú, promesa magnífica del Padre que el torpe labio vienes a soltar. Con tu luz ilumina los sentidos, los afectos inflama con tu amor, con tu fuerza invencible fortifica la corpórea flaqueza y corrupción. Lejos expulsa al pérfido enemigo, danos pronto tu paz, siendo Tú nuestro guía, toda culpa logremos evitar. Denos tu inflijo conocer al Padre denos, también al Hijo conocer, y en Ti, del Uno y Otro santo Espíritu para siempre creer. A Dios Padre, alabanza, honor y gloria, con el Hijo que un día resucitó, y a Ti, abogado y consuelo de cristiano, por los siglos se rinda admiración. Amén.

Himno de la Misa de Pentecostés

NOVENA AL ESPÍRITU SANTO

Pedir la gracia que se desea decir. Ven Oh Santo Espíritu, y desde el alto cielo, un rayo de luz dígnate enviar. Ven Padre de los huérfanos, ven dador de dádivas, ven, nuestro corazón a inflamar. Huésped de las almas Dulce refrigerio Óptimo y eficaz Consolador. Consuelo en el llanto, Descanso en el trabajo, Plácida sombra en el tenaz calor. Oh luz dichosísima, Llena lo más íntimo del corazón en todo pueblo fiel. Pues nada en el hombre, sin tu excelsa ayuda, inculpable ni justo puede haber. Lava todo lo manchado, riega lo que es árido, Sana lo que sufrió golpe mortal Doblega lo que es rígido, Calienta lo que es gélido, Lo descarriado ven a gobernar. Concede a tus hijos fieles que siempre en Ti confían Tu Sagrado y septenario Don Dale gracias y mérito Dale feliz éxito Y el celestial eterno galardón. Amén.

¿CUÁLES SON LOS SIETE DONES

QUE TRAE EL ESPÍRITU SANTO?

         El profeta Isaías anunció que el Espíritu Santo de Dios traerá a quien le es fiel, siete preciosos regalos o dones (Isaías 11,2). 1.- Don de sabiduría: O sea un gusto especial por todo lo que es espiritual, por todo lo que se refiere a Dios. 2.- Don de fortaleza: Es una fuerza especial para realizar lo que Dios quiere de nosotros y para resistir con paciencia y valor las contrariedades de la vida. 3.- Don del consejo: Hace que al momento de escoger, escojamos lo que más nos conviene: Inspira lo que se debe hacer y cómo se debe hacer. 4.- Don de piedad: Es una especie de afecto filial hacia Dios. 5.- Don de entendimiento: Es una facilidad para comprender lo que Dios nos dice por medio de su palabra en la Santa Biblia o por otros medios. 6.- Don de la ciencia: Es una facilidad para distinguir entre lo verdadero y lo falso. 7.- Don de temor de Dios: Es un temor cariñoso que nos inspira miedo a ofender a Dios, por ser Él un Padre tan generoso y lleno de bondad hacia nosotros y también porque sabemos que Dios no dejará ni un solo pecado sin castigo (esta verdad la repite siete veces la Sagrada Biblia).

UNA BELLA EXPERIENCIA DE JUAN PABLO II

         En enero de 1980, Juan pablo II hablando a un grupo de carismáticos, dijo: “Yo desde pequeño aprendí a rezarle al Espíritu Santo. Cuando tenía once años me entristecía porque se me dificultaba mucho las matemáticas. Mi padre me mostró en un librito el himno “Ven creador Espíritu” y me dijo: Rézalo y verás que Él te ayuda a comprender”. Llevo más de cuarenta años rezando este himno todos los días, y he sabido lo mucho que ayuda el Divino Espíritu”.

Recomendamos el libro:

“MARAVILLAS DEL ESPÍRITU SANTO”

Es bellísimo y hace gran bien

ORACIÓN DE S.S. JUAN PABLO II POR LAS VOCACIONES

         Señor Dios, Padre Celestial: la mies es mucha y los obreros pocos. Envía obreros para tu mies. Envía muchos y santos evangelizadores que anuncien tu mensaje a todas las gentes. Recibe nuestro agradecimiento por las vocaciones que por medio de tu Espíritu Santo regalas continuamente a tu Iglesia. Te suplicamos que llenes de santidad a los sacerdotes y misioneros, a las personas consagradas en la vida religiosa y a los apóstoles laicos. Concede fortaleza y perseverancia en su vocación a quienes se preparan al sacerdocio o a la vida religiosa. Vuelve también hoy tu mirada hacia la juventud e invítale a seguirte, y concédele prontitud y generosidad para escucharte. Y la fuerza de dejarlo todo para seguir tu llamada. Perdona la no correspondencia y las infidelidades de aquellos que has escogido. Te suplicamos en el nombre de Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

LA SANTA MISA

“Jesús de Nazaret te invita a la Cena

que ofrece en honor de su Padre”.

PALABRAS DE LA SANTA MISA

SUGERENCIAS IMPORTANTES PARA

QUIENES ASISTIMOS A LA MISA.

+Procuremos llegar a tiempo. +Seamos puntuales al encuentro con Cristo. +El que llega tarde perturba a los demás. +Respondamos en voz alta. +Ocupemos los puestos de adelante. +Cantemos con todo el corazón. +Demostremos así nuestra fe y alegría, de estar rodeados de nuestros hermanos.

La Misa supera a todas las devociones.

+Por lo tanto durante la Misa no recemos el Rosario, novenas, viacrucis u otras prácticas de piedad. +No charlemos. No miremos para atrás. +Unámonos a la asamblea, estando de pie o de rodillas según los diversos momentos. DE PIE: durante las oraciones, el Gloria, El Evangelio, el Santo, Santo y después de la elevación hasta el final. SENTADOS: Durante las primeras lecturas, el sermón y el ofertorio. DE RODILLAS: durante la Consagración y la Elevación.

PALABRAS DE LA SANTA MISA

“El pueblo debe participar más activamente en la Santa Misa,

con sus respuestas, sus aclamaciones y sus cantos”.

(El Concilio vaticano)

YO PECADOR

TODOS: Yo confieso, ante Dios Todopoderoso, y ante vosotros hermanos, que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión, por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa, por eso ruego a Santa María siempre Virgen, a los Ángeles, a los Santos y a vosotros hermanos que intercedan por mí, ante Dios Nuestro Señor.

GLORIA

Gloria a Dios en los cielos: Y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias, Señor Rey Celestial, Dios Padre Todopoderoso. Señor Hijo Único, Jesucristo, Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre. Tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros. Tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica. Tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros. Porque sólo Tú eres santo, sólo Tú, Señor. Sólo Tú Altísimo Jesucristo. Con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre Amén.

EL CREDO

Celebrante: Creo en un solo Dios… Todos: Padre Todopoderoso creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza que el Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros los hombres y por nuestra Salvación, bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempo de Poncio Pilato, padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día según las Escrituras y subió al cielo y está sentado a la derecha del Padre, y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia que es Una, Santa, Católica y Apostólica. Confieso que hay un solo bautismo para el perdón de los pecados, espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén.

ORAD HERMANOS

Sacerdote: Orad hermanos, para que este sacrificio mío y de ustedes, sea agradable a Dios, Padre Todopoderoso. Todos: El Señor reciba de tus manos este sacrificio para alabanza y gloria de su Nombre, para nuestro bien y el de tosa su santa Iglesia.

DESPUÉS DE LA ELEVACIÓN

Sacerdote: Este es el Sacramento de nuestra Fe. Todos: Anunciamos tu Muerte, proclamamos tu Resurrección. Ven Señor Jesús.

DESPUÉS DEL PADRENUESTRO

Sacerdote: Líbranos Señor, de todos los males, mientras esperamos la gloriosa venida de nuestro Salvador Jesucristo. Todos: Tuyo es el reino, el poder y la gloria por siempre Señor.

AL DAR LA COMUNIÓN

El sacerdote dice: El Cuerpo de Cristo: Y respondemos: Amén. Amén significa: “Estoy de acuerdo, así es, como tú lo has dicho así será”.

AL DARSE LA PAZ

El que da la paz dice: “La paz sea contigo” Y el que la recibe responde: Amén.

EL VALOR DE LA SANTA MISA

La Santa Misa vale más que todas las demás oraciones. Se conoce al buen católico en el gran aprecio y amor que le tiene a la Santa Misa. CON LA MISA SE CONSIGUE PERDÓN DE LOS PROPIOS PECADOS y descanso para las almas de los difuntos. Si la gente supiera lo que gana asistiendo a la Misa, asaltarían los templos para asistir a ella.

ORACIONES PARA ANTES DE LA CONFESIÓN

Oh Señor, Tú que dijiste: “Un corazón arrepentido, Dios nunca lo desprecia”, mírame aquí que vuelvo como el hijo pródigo a decirte: “Padre, he pecado contra el cielo y contra Ti”, y como el publicano que humildemente decía: “Misericordia Señor que soy un pecador”. Con el salmo 129 te digo: “Si llevas cuenta de nuestros pecados ¿quién podrá resistir? Pero de Ti proviene la misericordia, y Tú perdonas nuestras culpas”. Te suplico que me digas como a la pecadora del Evangelio: “Se le perdonan muchos pecados porque demuestra mucho amor”. Yo te digo con San Pedro: “Señor, “Tú sabes que te amo” y con el profeta David: “Misericordia Señor por tu bondad. Por tu inmensa compasión borra mis culpas”. Amén.

PREGUNTAS QUE DEBO HACERME

ANTES DE CONFESARME

El examen de conciencia se hace así: 1.- Pido al Espíritu Santo que me ilumine y me recuerde cuáles  los pecados  míos que más le están disgustando a Dios. 2.- Voy repasando los diez mandamientos para saber qué faltas he cometido contra ellos. Por ej. 1er Mandamiento: ¿Me acuesto o me levanto sin rezar? ¿Me avergüenzo de aparecer creyente ante los demás? ¿He creído que Dios no me va a ayudar? ¿He creído en supersticiones por ej. Mata de sábila, riegos, sales, brujas, lecturas de naipes o del humo del cigarro, o espiritistas o indios amazónicos que hablan en nombre de Satanás y engañan y roban? 2do. Mandamiento: ¿He dicho el nombre de Dios sin respeto  y por cualquier tontería? Por ej. ¿Por Dios que sí? 3er. Mandamiento: ¿He faltado a Misa los domingos? ¿Cuántas veces? ¿Cuántos domingos voy a Misa cada mes? (Las excusas que me pongo para dejar de ir a Misa no me las cree Dios: probablemente son mentiras). 4to. Mandamiento: ¿He desobedecido a mis padres? ¿No los quiero ayudar? ¿Los he tratado mal? ¿He perdido el tiempo en vez de estudiar o trabajar? 5to. Mandamiento: ¿He deseado que a otros les vaya mal? ¿He peleado? ¿He dicho groserías? ¿Tengo resentimiento contra alguna persona y no le quiero perdonar? ¿No rezo por los que me han tratado mal? ¿Me he burlado de alguno? ¿He puesto sobrenombres? ¿He tratado con dureza? ¿He dicho palabras ofensivas? ¿He hablado mal de otras personas? ¿He contado lo malo que han hecho o lo que dicen de ellos? ¿He escandalizado? (O sea ¿he enseñado lo malo a los que no sabían?) ¿Cuántas veces? ¿Me he aprovechado de los más débiles para golpearlos o humillarlos? 6to. Mandamiento: ¿He retenido en mi cerebro por varios minutos pensamientos o deseos impuros? ¿He mirado películas impuras o revistas pornográficas o escenas impuras en la TV? ¿He dicho o celebrado chistes malos? ¿He hecho acciones impuras conmigo mismo o con otras personas? ¿Tengo alguna amistad que me hace pecar? 7mo. Mandamiento: ¿He robado? ¿Cuánto vale lo que has robado? ¿Pienso devolver o dar eso a los pobres? ¿He devuelto lo prestado? ¿He tenido pereza en cumplir mis deberes? 8º. Mandamiento: ¿He dicho mentiras?…

PRECES POR LOS SACERDOTES

A nuestro Santísimo Padre el papa… Dale Señor, tu corazón de Buen Pastor. A los sucesores de los Apóstoles… Dales Señor, solicitud paternal por sus sacerdotes. A los obispos puestos por el Espíritu Santo… Compromételos con sus ovejas, Señor. A los párrocos… Enséñales a servir y no a ser servidos, Señor. A los confesores y directores espirituales… Hazlos, Señor, instrumentos dóciles de tu Espíritu. A los que anuncian tu Palabra… Que comuniquen espíritu y vida, Señor. A los asistentes del apostolado seglar… Que los impulsen con su testimonio, Señor. A los que trabajan por la juventud… Que la comprometan Contigo, Señor. A los que trabajan entre los pobres… Haz que te vean y te sirvan en ellos, Señor. A los que atienden a los enfermos… Que les enseñen el valor del sufrimiento, Señor. A los sacerdotes pobres… Socórrelos, Señor. A los sacerdotes enfermos… Sánalos, Señor. A los sacerdotes ancianos… Dales alegre esperanza, Señor. A los tristes y afligidos… Consuélalos, Señor. A los sacerdotes angustiados… Dales tu paz, Señor. A los que están en crisis… Muéstrales tu camino, Señor. A los calumniados y perseguidos… Defiende su causa, Señor. A los sacerdotes tibios… Inflámalos, Señor. A los desalentados… Reanímalos, Señor. A los que aspiran al sacerdocio… Dales la perseverancia, Señor. A todos los sacerdotes… Dales felicidad a Ti y a tu Iglesia, Señor. A todos los sacerdotes… Dales obediencia y amor al Papa, Señor. A todos los sacerdotes… Que vivan en comunión con su obispo, Señor. Que todos los sacerdotes… Sean uno como Tú y el Padre, Señor. Que todos los sacerdotes llenos de Ti… Vivan con alegría en el celibato, Señor. A todos loa sacerdotes… Dales la plenitud de tu Espíritu y transfórmalos en Ti, Señor. Amén.

ORACIÓN DE SANTA TERESITA POR

LA SANTIFICACIÓN DE LOS SACERDOTES.

         Oh Jesús que has instituido el sacerdocio para continuar en la tierra la obra divina de salvar a las almas: protege a tus sacerdotes en el refugio de tu Sagrado Corazón. Guarda sin mancha sus manos consagradas que diariamente tocan tu Sagrado Cuerpo, y conserva puros sus labios teñidos con tu Preciosa Sangre. Haz que se preserven puros sus corazones, marcados con el sello sublime del sacerdocio, y no permitas que el espíritu del mundo los contamine. Aumenta el número de tus apóstoles, y que tu santo amos los proteja de todo peligro. Bendice sus trabajos y fatigas, y que como fruto de su apostolado obtengan la salvación de muchas almas que sean su consuelo aquí en la tierra y su corona eterna en el cielo. Amén.

Oh Jesús: por los méritos de tu infancia haz

que sean Sacerdotes según tu corazón.

 

VISITA AL SANTÍSIMO SACRAMENTO

Oh Jesús: Te amo, por los que no te aman. Te bendigo, por los que no te bendicen. Creo, por los que no creen. Te recuerdo, por los que no se acuerdan de Ti. Te adoro, por los que no te adoran. Te proclamo, por los que no se interesan por Ti. Te invito, por los que no te invitan. Te agradezco, por los que no te agradecen. Y quiero recibirte con amor, por los que no se preocupan por recibirte. JESÚS; ETERNAMENTE TE AME. JESÚS: A TODAS HORAS YO TE NOMBRE. JESÚS: EN MIS CONFLICTOS A TI CLAME. AMÉN.

ALABANZAS AL SANTÍSIMO SACRAMENTO

Bendito sea Dios… bendito se Dios. Bendito sea se santo nombre… bendito… Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero hombre… Bendito sea el nombre de Jesús… Bendito sea su sacratísimo Corazón… Bendita sea su preciosísima Sangre… Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del altar… Bendito sea el Espíritu Santo consolador… Bendita sea la excelsa Madre de Dios María Santísima… Bendita sea su santa e inmaculada Concepción… Bendita sea su gloriosa Asunción… Bendito sea el nombre de María, Virgen y Madre… Bendito sea San José su castísimo esposo… Bendito sea Dios en sus ángeles y en sus santos… Amén.

ORACIÓN DE CONFIANZA DE QUIEN

SE SIENTA PECADOR

SALMO 129

DESDE LO HONDO A TI GRITO SEÑOR

Señor, escucha mi voz; estén tus oídos atentos a la voz de mi súplica. Si llevas cuenta de mis delitos, Señor ¿Quién podrá resistir? Pero de Ti procede el perdón, y así infundes respeto. Mi alma espera en el Señor, espera en su palabra; más que el centinela la aurora. Aguarda Israel al Señor, como el centinela la aurora; porque del Señor viene la misericordia, la redención copiosa; y Él redimirá a Israel de todos los delitos. Gloria al Padre…

ORACIÓN PARA ANTES DE LA CONFESIÓN

DIOS MÍO, HE PECAD

Dios mío, he pecado. Soy culpable delante de Ti. Dame el valor de decirle a tu sacerdote todo lo que te digo a Ti en los secretos de mi corazón. Ilumina mi confesor para que me guíe con seguridad en tu camino. Aumenta mi arrepentimiento, hazlo más auténtico. Que sea verdadero el dolor de haberte ofendido y el de haber ofendido a mi prójimo. Ayúdame a expiar mi pecado. Que los sufrimientos de mi vida y mis pequeñas mortificaciones se unan a los sufrimientos de Jesús, tu Hijo y cooperen a combatir el pecado del mundo. Amén.

 

ORACIÓN A JESÚS DESPUÉS DE LA CONFESIÓN

Que grande es tu misericordia, Señor. Tú me has aceptado como tu hijo y me has colmado de amor. Te agradezco, Señor, y te prometo con la ayuda de tu gracia, amarte cada vez más y no separarme de Ti. Jesús bondadoso, concédeme que me mantenga fiel hasta el final. Haz que yo siempre desee y busque lo que a Ti te agrada. Que tu voluntad sea la mía, y la mía siga siempre a la tuya y que siempre esté de acuerdo completamente. Virgen Santísima ayúdame: Tú eres la Madre de la perseverancia, Tú eres la razón de mi esperanza. Intercede por mí, guárdame en la gracia de Dios, limpio y feliz, como lo estoy en estos momentos. Cuida mis sentidos, y mi mente, y que mi corazón sea fiel a Dios hasta mi muerte.

Jesús, José y María dad la paz a nuestros hogares.

1 Comentario MI LIBRITO DE ORACIONES

  1. ME PARECE EXCELENTE ESTE LIBRITO, LAS VOY A PONER EN PRACTICA DIARIAMENTE EN LA INSTITUCION DONDE LABORO. DIOS LE PAGUE

    ALIDA PEREZ

    03.15.2015

Comentarios

tuzla escort pendik escort kartal escort jigolo maltepe escort porno izle